jueves, 14 de julio de 2011

Tristes recuerdos




Tengo en mis manos un libro "El Arte de Amar",  nos dice lo absurdos que somos y estoy completamente de acuerdo, eso del amor es un arte que yo no ejerzo y es patético, es mi libro favorito solo porque era de papa, después de 10 años puede que lo lea completo, esa es una de las metas de este año, si soy sincera, creo que nunca pase del primer capitulo. Es mejor hacerlo a un lado una vez mas y comenzar con esto.

Hoy es el primer día de clases, el inicio de mi nueva vida, ese es mi propósito, seré una nueva Annie. 

Siempre he sido la chica rara, no hablaba con nadie, me gustaba escribir la que seria mi vida fuera del infierno, siempre sola en mi rincón. Era buena estudiante, nunca la mejor, pero mis notas eran excelentes, el orgullo de mis padres, claro, si ellos estuvieran aquí.

La vida fue dura conmigo, fui obligada a madurar e hice a un lado mi infancia, tengo 16 años y aveces me siento de 40, mi mente a bloqueado la mayor parte de mis recuerdos.

Cuando cumplí 6 años, mi primer día de escuela, mis padres me dejaron en la entrada de mi salón, con mi mochila y dos regalos que aun conservo, un libro y un dije, ese es el ultimo recuerdo que tengo de ellos, desde aquel día todo se volvió borroso y confuso en mi vida.

He vivido en muchos lugares, por años fui de orfanato en orfanato, no tenia mas familia que mi abuela paterna, ella era mayor y estaba enferma, no podía cuidarme, me visitaba una vez por semana, hasta que un día no fue mas.

Mi salvación fue la tía Sofi, era hermana de mi madre, no se porque no la conocí cuando era pequeña, no entiendo porque cuando mama vivía nunca nos visito, pero ella me rescato al inicio del verano. Con ella llego mi tío Josue y su hija Megan, mi prima tiene mi edad y, aunque somos polos opuestos y nos conocimos hace un par de meses, es mi mejor amiga, mas bien la única.

Mi nueva familia me dio algo que ya había olvidado, un hogar, tenia miedo el día que me anunciaron que viviría con ellos, pero eran lo mejor que me había pasado desde hace 10 años, me asignaron un habitación, mi propio espacio y me dejaron decorarla a mi gusto, los pocos recuerdos que tengo están aquí,  me dieron ropa, mi propia ropa y nueva, normalmente usaba lo que dejaban de caridad y los mas grandes ya no podían usar, era un sueño.

Mi sueño, hace un par de semanas soñé con mama,  uno de los últimos momentos que estuve con ella, el ultimo día que la vi, nunca recordé lo que significaba la inscripción en mi dije, pero ella una vez mas despejo mis dudas, como cuando era pequeña. "Aprovecha el día, no confíes en el mañana" , aun no logro comprenderlo por completo, pero gracias a ella tome esta decisión.


7 comentarios:

Ángel O'Shea dijo...

astrid, debo decir que me gusta mucho esto, me siento super identificada... en especial por Carpe Diem, es una de mis frases favoritas, y es ley en mi vida desde la primera vez q me la dijeron.
esta historia de Annie la seguir, es como un reflejo.
gracias por invitarme a leerla!
besos.

MaRiia dijo...

hola astrid!
este capitulo me pareció muy profundo, me siento muy identificada con la protagonista, ya q mi infancia no se puede decir q fue la mejor....
staré esperando cn muxas ganas el proximo capitulo :)
un beso enorme y feliz sabado!!

Vane P Castro dijo...

Que lindo :)
Espero el proximo cap y ya te sigo... Un beso :)

Nise dijo...

Muy bueno!!!!

Mi pequeña fantasía dijo...

A mí me está gustando lo poquito que llevas :D Continua así!!!
Besotes y cuidate! Una cosita, cuando murieron sus padres cuando ella tenia 16?¿ o ahora es cuando tiene 16¿? uffs ahí me lie un poco :P

Nesbell Lane dijo...

Magnifico, me parece muy interesante, espero leerlo pronto!

Dulce Maria dijo...

Muy interesante... me encanta la frase(: espero publiques pronto. Besos!